17 de marzo de 2020

COMO IDENTIFICAR QUE UN EMPLEADO TE VA A ABANDONAR

antesalarrhh
Desmotivación. antesalarrhh

Detectar un escenario de renuncia casi siempre va unido a un total y absoluto escenario de observación, medición y análisis del clima laboral existente en la empresa.
Las personas desmotivadas, suelen adoptar actitudes pesimistas, aunque no verbalicen su postura, su lenguaje no verbal también es una buena fuente de conocimiento.
La indiferencia, fatiga, frustración o desinterés son las consecuencias de tener empleados desmotivados, poco alineados con la estrategia de empresa y separados de la cultura empresarial existente.
La herramienta más eficaz para conocer la “salud” de la organización son las encuestas de situación o de clima. Si eres capaz de hacer las preguntas correctas, recibirás las respuestas que necesitas para conocer el estado de felicidad de la compañía.
ASPECTOS QUE INDICAN QUE TARDE O TEMPRANO ALGUIEN SE IRÁ
Si consideramos puntos clave para el análisis podremos estar más alerta de posibles renuncias, dimisiones o desvinculaciones voluntarias, algunos que nos ayudan a ello son:
  • ·         Pérdida de productividad
  • ·         Caras apagadas o poco felices
  • ·         Escasa iniciativa
  • ·         Nula creatividad
  • ·         Falta de participación
  • ·         Comunicación pobre o disminuida
  • ·         Desgana, queja, agobio, falta de entusiasmo

Cuando alguien pierde el interés por lo que hace, se transforma automáticamente en bajones de actividad, disminución de la calidad y la sensación de “trabajo hecho para pasar el expediente”.
La falta de iniciativa está directamente vinculada a la desmotivación, no se inclina por participar en nuevos retos, ni le interesan los cambios que puedan aplicarse, se convierte en un auténtico “autómata”, que tarde o temprano encontrará el proyecto que vuelva a llenar su vida.
Cuando no nos sentimos cómodos, cambia nuestro humor, nuestra forma de expresarnos con nosotros mismos y con los demás. Estar atento a los cambios nos dará una ventaja añadida.
Si notas que alguien ya no se relaciona con el equipo de igual modo, no comparte celebraciones y actúa siempre y en todo momento de forma individual, probablemente tenga algún problema.

A pesar de ser un entorno laboral, y por ende todo debe entrar en el marco de lo profesional, en una oficina siempre hay momentos para desconectar, echarse unas risas y divertirse. Así que si, el ambiente parece tenso, aburrido o apagado, sobre todo viniendo de gente que antes solía ser el alma de la fiesta, ¡preocúpate! Y no dejes pasar esta oportunidad para hablar con ellos y preguntarles de manera honesta qué les pasa y en qué puedes ayudarles para mejorar su ámbito laboral.

El secreto siempre está en los detalles, no dejar que se escape nada y evaluar la felicidad dentro de la compañía. Si detectas desviaciones en algún colaborador, en cuanto a comportamiento se refiere, no lo pases por alto, debes hacer algo al respecto. Y rápido.

Preguntar, hablar con sinceridad y transparencia hará que sea más fácil la interacción. A veces hacer ver a la gente que son importantes, que su labor es necesaria y que harás todo lo que esté en tu mano para ayudarles con cualquier problema, podrá evitar problemas futuros más complejos.

Siempre debes estar preparado para cuidar del talento que tiene tu empresa, y eso, pasa ineludiblemente por la observación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son importantes para mejorar, gracias.