20 de julio de 2017

PRODUCTIVIDAD Y PRESENCIALISMO, UNA COMBINACIÓN TÓXICA EN EL TRABAJO

PRODUCTIVIDAD Y PRESENCIALISMO
Hace unos días, un responsable de personal de una compañía de volumen medio de trabajadores, me comentaba que aunque su jornada laboral se extendía hasta las 19h, pocas veces su equipo salía del trabajo antes de las 21 o incluso 22h, y lo más preocupante del asunto, es que como "responsable" veía del todo normal esta cuestión, amparándose en que el trabajo siempre debe quedar hecho.

¿Que hace que una compañía tenga que alargar en 2 o 3 horas su jornada diaria para sacar el trabajo adelante? 

¿Se puede dar normalidad a situaciones como esta desde los departamentos de personal? 💻

¿Dónde quedó la regla de los tres ochos en RRHH? 🎯

¿Puede adaptarse este tipo de cultura a la revolución tecnológica a la que estamos asistiendo? 

Son preguntas que deberían hacernos reflexionar sobre el funcionamiento de las organizaciones, sobre todo en aquellas, donde los recursos no es el problema, y curiosamente la flexibilidad es escasa o nula, ya que si pretendemos ser un país productivo, que no presencial, estilos de dirección presencialistas ponen en peligro la eficacia, la eficiencia y el bienestar de toda la organización.